Pakistán, expedición río Indo: mar Arábigo, valle del Indo, Karakorum e Hindu Kush

Pakistán, expedición río Indo: mar Arábigo, valle del Indo, Karakorum e Hindu Kush

Karachi, Thatta, Hyderabad, Sehwan, Lago Manchar, Mohenjo Daro, Shikarpur, Sukkur, Uch Sharif, Multan, Harapa, Lahore, Taxila, Islamabad, Gilgit, Karimabad, Paso de Khunjerab, Takht i Bahi, Dir, Reino de Ayún, Valles Kalash, Ayún, Peshawar

Precio orientativo: 4619 EUR

Descubre Pakistán, expedición río Indo: mar Arábigo, valle del Indo, Karakorum e Hindu Kush con Álvaro Planchuelo

https://cms.w2m.com/.imaging/is6/Sites/Imagenes-TTOO/VARIOS/Imágenes-Expertos/Alvaro-Planchuelo-2023.jpg

Además de arquitecto y diseñador, escritor y fotógrafo de viajes, es arqueólogo, restaurador de monumentos, técnico en energías renovables y cooperante. Con más de 100 países visitados durante su reconocida trayectoria profesional es experto en actuaciones relacionadas con el patrimonio cultural y natural del mundo. Fundador y presidente de la ONG Campamentos Solidarios que actúa principalmente en Senegal, compagina su trabajo en cooperación con la realización de proyectos profesionales en Europa, África Occidental, Centroamérica y Oriente Medio. Miembro de la Sociedad Española de Ornitología, de la Sociedad Geográfica Española y colaborador habitual en la revista Viajar, es autor de varios conceptos nuevos dentro del turismo responsable como los Global Nomads, el Ecoturismo Activo o la Huella en Positivo. Desde 2016 es prescriptor de EL PAÍS Viajes realizando numerosos viajes culturales y de exploración por todo el mundo y abriendo nuevos destinos como Iraq, Mauritania o Mesopotamia Turca.

Descripción del programa

Aunque parezca imposible en nuestro mundo global, aún quedan sitios casi vírgenes por explorar. Pakistán, país formado en 1948 por la división de la India Británica, es uno de ellos. Algunos viajeros aislados visitan la zona de la frontera afgana en Peshawar, con la cultura greco budista de Gandhara o los Kalash, la increíble etnia animista de las montañas del Hindu Kush. Otros viajan a los Himalayas en el Karakorum, con algunas de las cumbres más altas del mundo. Y otros visitan las ciudades históricas del Imperio Mogol como Multan o Lahore en el Punyab, la frontera con la India, o la región sur con Karachi y los sitios prehistóricos de Harappa y Mohenjo-Daro. Pero no conocemos ningún viaje que visite el país en su totalidad. Pakistán está saliendo de una etapa difícil con la ilusión de progresar en paz y está abriendo sus puertas de manera decidida a los viajeros que quieran conocerlo de forma respetuosa e integradora. Por todo ello hemos decidido organizar esta expedición inédita de 14 viajeros que recorrerá el Río Indo durante toda su trayectoria por Pakistán, uniendo así con un argumento común todas las zonas interesantes y diversas. Desde su desembocadura en el Mar Arábigo hasta sus fuentes en el Karakorum, pasando por los sitios Cuna de la Civilización y las ciudades históricas del valle medio, terminando en los territorios afganos con las extrañas culturas de los pueblos del Hindu Kush. Un viaje extraordinario en el espacio y en el tiempo perfectamente adaptado para los numerosos viajeros que disfrutan de este tipo de recorridos que mezclan la cultura y la aventura, como los realizados recientemente a Mesopotamia en Iraq, El Kurdistán, Irán o el Mar de Aral en Uzbekistán.

Itinerario

Del día 1 al día 2

España - Karachi

Presentación en el aeropuerto y embarque en vuelo en conexión de Turkish Airlines con destino final Karachi.Noche a bordo. Llegada de madrugada a Karachi, capital económica de Pakistán. Encuentro con el guía local (Shahid Rana) y traslado al hotel. Descanso y a las 10h empezaremos la visita a la ciudad. Empezaremos por el epicentro de la ciudad vieja, construida por los británicos a finales del S-XIX. Visitaremos el mercado neogótico de la Emperatriz (construido en 1884) y seguiremos hasta el Museo Nacional donde se conservan algunas interesantes piezas de la civilización del Indo y esculturas Gandhara. Almuerzo en el restaurante Bundu khan. Descanso en el hotel y última visita de tarde al Palacio Mohatta y a las animadas playas del frente marítimo de Karachi en el mar arábigo. Alojamiento en el Mehran Hotel Karachi.

Día 3

Karachi - Thatta - Hyderabad (3h)

Desayuno a las 8h y ruta hasta Thatta, ciudad histórica del Sindh que floreció durante el S-XIV gracias al comercio y a la agricultura. Visitaremos la bella mezquita mogol, construida en 1659 por el emperador Shah Jahan, como un regalo al pueblo de Sindh. Seguiremos hasta la Necrópolis de Makli Hill, Patrimonio de la Humanidad. Multitud de monumentos funerarios de los Siglos XIV al XVIII exquisitamente esculpidos en piedra arenisca con motivos florales y geométricos y revestidos de azulejos, entre los que destaca el Mausoleo de Mirza Jani Beg, último soberano de la dinastía Tarkhan. También visitaremos la preciosa Mezquita Shah Jahan (1645) con sus 93 cúpulas. Continuación hasta Hyderabad, segunda ciudad del Sindh. Alojamiento en el Hotel Indus.

Día 4

Sehwan - Lago Manchar - Mohenjo Daro - Shikarpur (6h)

Desayuno a las 7h y ruta hasta Sehwan. Allí, visitaremos el popular Mausoleo del Santo Sufí Lal Shah Baz Qalandar. Construido en el SXV está primorosamente decorado con azulejos en todos los tonos de azules. El ambiente está impregnado de misticismo con cientos de fieles, enfermos buscando curación, mendigos, vendedores ambulantes. Seguiremos nuestra ruta hasta el lago Manchar, último refugio del pueblo mohana, descendientes de los antiguos habitantes de la antigua Civilización del Indo. Los mohanas actuales viven una vida sencilla, conectada, como la de sus antepasados, a las aguas sagradas de Indo y afluentes. Son expertos pescadores y cazadores de aves acuáticas con ancestrales técnicas desarrolladas durante siglos. Pasaremos unas horas con ellos, fotografiando su maravilloso ecosistema y forma de vida. Tras despedirnos de los mohanas, llegaremos hasta las ruinas más importantes del Subcontinente: Mohenjo Daro. Almuerzo y visita de tarde de este lugar histórico y Patrimonio de la Unesco, la joya del Valle del Indo, uno de los primeros y más adelantados asentamientos urbanos planificados del mundo. Mientras nuestros antepasados europeos todavía vivían en las cavernas, entre el 3000 y el 1500 a.C. allí existió una cultura que habitaba casas de 2 plantas, con sistema de refrigeración, baños y agua corriente, cultivos de algodón, grano y uva y una flota para el comercio fluvial y terrestre con Mesopotamia, Persia y Arabia. Recorreremos las ruinas rodeadas de desierto, imaginando como fue la vida de aquella gente. Ruta hacia Shikapur. Alojamiento en Shikarpur Kundan Lodges.

Día 5

Shikarpur - Sukkur - Uch Sharif - Multan (6h)

Desayuno a las 7h y visita del centro histórico de esta ciudad, desconocida por el turismo pero que guarda algunas joyas arquitectónicas de su rico pasado manufacturero y comercial debido a que estaba en un lugar estratégico en la Ruta de la Seda entre el Paso de Bolán (ruta hacia Afganistán e Irán) y el Valle del Indo. Tras la visita urbana, seguiremos hasta Sukkur donde realizaremos una breve visita a las hermanas, un conjunto funerario frente a los puentes históricos sobre el Indo. Seguiremos ruta hacia Multan. De camino, pararemos en Uch Sharif, fundado por Alejandro Magno en el 500 a.C., se convirtió en el siglo XIII en un importante centro religioso y cultural albergando las principales escuelas del misticismo sufí, doctrina religiosa ascética, heterodoxa, panteísta y mística del islamismo. Su monumento más preciado es el Mausoleo de Bibi Jawindi de 1493, propuesto para Patrimonio de la Humanidad. De planta octogonal, con tres plantas escalonadas y terminando en cúpula, está ornamentado con azulejos cobalto y turquesa al estilo de Samarkanda. Tras la visita continuaremos hasta Multán. Alojamiento en el Hotel Ramada Multan.

Día 6

Multan - Harapa - Lahore (4h30)

Desayuno a las 7h y visita de mañana de la ciudad de Multán, antiguo centro de peregrinación Zoroástrico y conquistada por Alejandro Magno. En los siglos XI y XII atrajo a numerosos místicos Sufíes siendo denominada la Ciudad de los Santos. Sus magníficos Mausoleos adornan la ciudad. Sigue siendo desde época medieval un gran centro comercial gracias a su bazar. Tras la visita a los lugares más importantes, seguiremos hasta Lahore, capital cultural de Pakistán. En ruta pararemos en el antiguo emplazamiento de Harappa, centro urbano construido 2.600 años antes de Cristo y que mantiene todavía un buen estado de conservación, persistiendo los vestigios de una civilización que surgió en el valle del río Indo, con sus muros, casas o calles. Según las estimaciones de los arqueólogos, se trataba de un asentamiento urbano que dominaba la zona norte de la región del río Indo. Harappa es contemporánea de Mohenjo-Daro, aunque menos conocida y vale la pena para a visitarla porque también contiene los restos de una ciudad de la Edad del Bronce y del Hierro. Tras la visita de las ruinas, seguiremos hasta Lahore. Llegada y traslado al hotel. Alojamiento en Hotel Falettis.

Día 7

Lahore

Desayuno a las 8 h y visita a la ciudad de Lahore famosa por las obras arquitectónicas realizadas en el Periodo Mogol (1526/1857) con sus dos Patrimonios de la Humanidad por la Unesco: La Ciudad Amurallada con el Complejo del Fuerte y la Mezquita del Emperador, y los Jardines de Shalimar, realizados por Sha Jahan, el mismo emperador que realizó el Taj Majal. También visitaremos la tumba del emperador Jaganhir rodeada de jardines de factura persa. Terminaremos perdiéndonos por los bazares de la ciudad amurallada. Por la tarde visitaremos el Museo Nacional, con interesantes piezas de diversos periodos históricos. Cena en el restaurante Rooftop, situado dentro de la ciudad amurallada y con increíbles vistas sobre la gran mezquita roja mogol. Alojamiento en el Hotel Falettis.

Día 8

Lahore - Taxila - Islamabad (6h30)

Desayuno a las 6h y ruta por autopista hasta Islamabad, la capital política de Pakistán. Llegada y traslado hasta un lugar clave en la historia de las civilizaciones asiáticas: Taxila, Patrimonio de la Humanidad. Centro político y cultural del reino Gandhara, fue construida en la confluencia de las tres principales vías comerciales: la Bactriana hacia Asia central, la Kashmir hacia la India y el paso Khunjerab hacia China. La cultura Gandhara, cuyo exponente principal eran los desaparecidos Budas de Bamiyan, se extendió por el norte de Afganistán, Pakistán y la India, entre el 300 a.C. y el 500 d.C. Crisol de culturas greco-budistas, donde el Imperio Persa, la Macedonia de Alejandro Magno y el Imperio Maurya dejaron su impronta en bajorrelieves, estupas y monasterios como los Jaulian y Dharmarajika que visitaremos. Tras la visita al Museo de Taxila regresaremos a Islamabad para pasar la noche. Alojamiento en el Grand Hotel Islamabad.

Día 9

Islamabad - Gilgit (vuelo doméstico) - Karimabad (2h)

Desayuno y a la hora indicada traslado hasta el aeropuerto para coger un vuelo doméstico hasta el Valle de Hunza. Llegada a Gilgit y ruta hasta el Valle de Hunza, el mítico Shangrilá. Llegaremos por la carretera del Karakorum, inaugurada en 1984, hasta la capital de Hunza, Karimabad. Fue el centro del antiguo principado, abolido en 1974. Visita del palacio real de estilo tibetano, y de los pueblos antiguos que forman el valle, donde destacan bellas mezquitas de madera labrada. En Hunza, la población practica la rama ismaelita del islam. Alojamiento en el Hotel Hilltop de Karimabad.

Día 10

Karimabad - Paso de Khunjerab - Gilgit (8 h)

Desayuno a las 7h y ruta hasta la frontera con China. Pasaremos por un lago de aguas color turquesa y llegaremos hasta el paso de Khunjerab, el cruce internacional de frontera pavimentada más alto en el mundo, además del punto más alto de la carretera del Karakorum. Tras la visita del puente colgante y pueblos tradicionales de la zona, seguiremos hasta Gilgit, donde pasaremos la noche. Alojamiento en el Hotel Kallisto Gilgit.

Día 11

Gilgit- Islamabad - Takht i Bahi - Dir (6h)

Desayuno a las 6h. Vuelo de Gilgit a Islamabad. Salida hacia Takht- I-Bahi, el monasterio budista mejor conservado de la época Kushan en Pakistán, declarado Patrimonio de la Humanidad. Despedida de las fértiles llanuras y ruta colina arriba por el paso Malakan y el Valle del rio Pankjora hasta el pequeño Reino de Dir. Estos pequeños reinos del Hindu Kush gozaron de una posición independiente privilegiada hasta 1974 cuando el gobierno de Ali Bhutto decidió asimilarlos al estado pakistaní. La mayoría de los monarcas perdieron sus propiedades y posición social, pero algunos aún conservan sus palacios, ahora convertidos en hoteles. Nos detendremos en diferentes comunidades de las montañas Pashtun para aprender sobre la vida diaria local y el estricto código de comportamiento del pueblo Pashtun. Almuerzo en el camino y llegada a Dir por la tarde. Traslado al hotel. Alojamiento en el Hotel Shelton Razidor Upper Dir.

Día 12

Dir - Reino de Ayún - Valles Kalash (4h)

Desayuno a las 6h. Ruta hasta otro reino de montaña, el de Ayún. Desde allí cogeremos vehículos 4X4 y llegaremos hasta Rumbur, pequeño valle aislado donde se ha preservado una cultura milenaria de origen desconocido, hablamos del pueblo kalash, el último pueblo de religión himalaica en el Hindukush. Las mujeres animistas siguen vistiendo la ropa tradicional y luciendo complejos tocados de cuentas y conchas marinas. Es sin duda una imagen sorprendente. El islam está avanzando en este valle, pero un 50% de sus habitantes siguen practicando los antiguos rituales paganos relacionados con las estaciones y los espíritus de la montaña. Pasearemos por los diversos pueblitos que forman este bello valle de montaña. Alojamiento en Casa de Huéspedes Saifullah Rumbur.

Día 13

Valle Kalash - Ayún (2h)

Ruta por pista sinuosa hasta los vecinos nuristaníes en la frontera afgana, los antiguos kalasghas rojos convertidos hoy en día al islam por orden del rey de Afganistán en los años 1920s. Sorprende el aspecto físico de hombres y mujeres (piel clara, ojos verdes, azules, muchos rubios y rubias...). Existe la teoría de que son descendientes de soldados de origen centro-europeo que formaban parte de las tropas de Alejandro Magno que pasó por esta región en su camino hacia India. Aspecto físico aparte, los hombres (las mujeres apenas salen de sus casas cuando hay visitantes extranjeros) los nuristaníes son muy hospitalarios. Tras la visita, nos desplazaremos hasta Ayun para visitar las 2 mezquitas de madera antiguas y pasar la noche. Alojamiento en el Hotel Ayun Fort Inn.

Día 14

Ayun - Peshawar (9h)

Desayuno a las 6h. Despedida de esta tierra indómita. Larga ruta disfrutando del paisaje por desfiladeros al lado del río Panjkora, hasta los fértiles valles del Hindus. Objetivo: Peshawar. Ciudad mítica milenaria fronteriza, ubicada en la carretera Karakorum, punto estratégico en la Ruta de la Seda, al este del Khyber Pass por donde pasaron el Imperio Persa, Alejandro Magno, los Mogoles, Marco Polo y hasta Churchill!. Encrucijada cultural y hervidero de intrigas y confabulaciones, donde se respira historia por doquier. Almuerzo en Chakdara y llegada a Peshawar. Alojamiento en el Hotel Serena Peshawar.

Día 15

Peshawar

Desayuno a las 8h30. Empezaremos nuestra visita a pie por el centro histórico de Peshawar por la Mezquita Mahabat Khan (mogol) y los bazares Khyber y Khawani con su antigua calle Cuentacuentos, donde observaremos a un gran número de refugiadas afganas, principalmente reconocibles por el burka utilizado por las mujeres. Caminaremos por las callejuelas de esta ciudad milenaria hasta llegar a la zona palaciega de Sethi (familias de ricos comerciantes). Visita a uno de los palacios Sethi y al Museo de Peshawar, repeleto de esculturas del budismo Gandhara. Cena tradicional cerca del Hotel Empire. Alojamiento en el Hotel Serena Peshawar.

Día 16

Peshawar - Islamabad

Desayuno. A la hora indicada traslado hasta la ciudad de Islamabad. Alojamiento en el Grand Hotel Islamad. Cena.

Día 17

Islamabad - España

Traslado al aeropuerto para embarcar en vuelo en conexión de Turkish Airlines con destino final España.

Alojamiento

KARIMABAD

  • Hotel Hilltop

PESHAWAR

  • Serena Peshawar

HYDERABAD

  • Hotel Indus

ISLAMABAD

  • Grand Hotel Islamabad

GILGIT

  • Kallisto Gilgit

LAHORE

  • Hotel Falettis

MULTAN

  • Ramada Multan

DIR

  • Shelton Razidor Upper Dir

SHILKARPUR

  • Shikarpur Kundan Lodges

VALLE KALASH

  • Casa de Huéspedes Saifullah Rumbur

KARACHI

  • Mehran Hotel Karachi

AYUN

  • Ayun Fort Inn

Información destino

  • Karachi

    Karachi es la ciudad más poblada de Pakistán y la capital de la provincia de Sindh. Históricamente la ciudad portuaria occidental de la India británica, ahora es el centro financiero, comercial y portuario del Pakistán. Con una población que roza los 13 millones de habitantes, está considerada la 22.ª ciudad más grande del mundo en términos de población metropolitana.

    Karachi es el hogar de las principales corporaciones de Pakistán en cuanto a industria textil, buques, industria automovilística, entretenimiento, arte, moda, publicidad, desarrollos informáticos e investigación médica. Es también uno de los centros educativos más importantes de Asia meridional y del Mundo Islámico.

    La ciudad goza de una posición privilegiada por su situación geográfica en la costa del mar Arábigo, al noroeste de la desembocadura del río Indo. Es una de las ciudades de mayor crecimiento del mundo. Fue la capital original de Pakistán hasta la construcción de Islamabad y cuenta con el puerto de Karachi y el puerto de Bin Qasim, uno de los más grandes y ocupados de la región. La población de la ciudad se ha incrementado drásticamente tras la partición de la India que forzó a cientos de miles de refugiados de India a establecerse en la ciudad. Desde su independencia de Gran Bretaña en 1947, la economía de la ciudad ha atraído a emigrantes de todo el país y de los alrededores como Irán, Tayikistán, Birmania, Sri Lanka, China, Bangladés o Afganistán. Pese a su agitada historia política, la ciudad continúa atrayendo a los buscadores de prosperidad y crecimiento constante.

    Karachi se extiende a lo largo de 3.527 km² de área. Es conocida localmente como "La ciudad de las luces", por su vivacidad, y como "La ciudad del Quaid", ya que fue el lugar de nacimiento y de entierro de Quaid-e-Azam Muhammad Ali Jinnah, el fundador de Pakistán, que residió en la ciudad tras la independencia pakistaní.

    El área de Karachi era conocida por los antiguos griegos por muchos nombres: Krokola, el sitio donde Alejandro Magno acampó para preparar una flota con destino a Babilonia tras la campaña en el valle del Indo; 'Morontobara' (probablemente la isla de Manora cerca del puerto de Karachi), desde donde zarpó Nearchus, almirante de la flota macedonia; y Barbarikon, un puerto del reino indogriego de Bactrania. Después fue conocida por los árabes como Debal, el punto de partida de Muhammad bin Qasim y su ejército en el 712 d. C.

  • Islamabad

    Islamabad es la capital de Pakistán, situada en la meseta de Potwar al norte del país, dentro del Territorio Capital de Islamabad. La zona ha sido, históricamente, parte de las encrucijadas del Punjab y la Frontera del Noroeste (el paso de Margalla ha sido una puerta histórica en la Provincia de la Frontera del noroeste). La antigua capital nacional, Rawalpindi, se encuentra a tan sólo 14 km de Islamabad.

    La ciudad fue construida durante la década de los años 1960 como una ciudad planificada para reemplazar a Karachi como capital pakistaní. El desarrollo del país se concentró en dicha ciudad y el presidente Ayub Khan quiso establecer una distribución más equitativa. Islamabad es una ciudad moderna y limpia, en especial si se la compara con el resto de urbes pakistaníes. La ciudad queda dividida en diferentes zonas y/o sectores como la zona diplomática, el distrito comercial, el educacional, la zona industrial y las zonas de recreo donde abundan comercios dedicados al ocio y parques. El monumento o edificación más notable y famoso de Islamabad es la Mezquita Faisal, conocida por su arquitectura y sus enormes dimensiones. El coste de la construcción fue cubierto por el Rey Faisal de Arabia Saudita.

    El territorio de Islamabad, está situado en la meseta de Pothohar, considerado uno de los primeros sitios de asentamientos humanos en Asia. Algunos de los primeros artefactos de la Edad de Piedra en el mundo han sido encontrados en esta meseta, que datan de hace 100 000 a 500 000 años. Piedras rudimentarias recuperados de las terrazas del río Soan dan testimonio de los esfuerzos del hombre primitivo en el período interglacial. También se han encontrado artículos de cerámica y utensilios que datan de la prehistoria. Las excavaciones han revelado evidencia de una cultura prehistórica. Por lo que reliquias y cráneos humanos que han sido encontrados datan de aproximadamente el año 5000 a.c., la región muestra como era el hogar de personas neolíticas que se establecieron en las orillas del río Soan, que desarrollaron pequeñas comunidades por la región en torno al 3000 a. C. Situado en un extremo del valle del Indo, el área era una pronta solución del área de la comunidad. Su civilización floreció aquí entre los siglos XXIII y XVIII antes de Cristo. Un pueblo budista también vivió en la región. Muchos de los grandes ejércitos como los de Babur, Genghis Khan, Tamerlán y Ahmad Shah Durrani utilizaron el corredor a través de Islamabad en su camino para invadir el resto del subcontinente indio. La Islamabad moderna se basa en el antiguo asentamiento conocido como Saidpur. Los británicos tomaron el control de la región a partir de 1849 y construyó el acantonamiento más grande de Asia del Sur en la región.

    Cuando Pakistán se independizó en 1947, Karachi fue su primera capital. En 1960, Islamabad se construyó como la capital poco a poco por varias razones. Tradicionalmente, el desarrollo en Pakistán se centró en el centro colonial de Karachi, y el presidente Ayub Khan quería que se distribuyera por igual. Por otra parte, Karachi tenía condiciones climáticas tropicales, y se encuentra en un extremo del país, por lo que era vulnerable a los ataques desde el mar Arábigo. Pakistán necesitaba una capital que fuera fácilmente accesible desde todas las partes del país. Karachi, centro de negocios, también se consideró inadecuada en parte debido a la intervención de los intereses empresariales en los asuntos de gobierno. La situación recién seleccionada de Islamabad estaba más cerca del cuartel general del ejército en Rawalpindi y el disputado territorio de Cachemira en el norte.

    En 1958, una comisión se constituyó para seleccionar un sitio adecuado para la capital del país, con especial énfasis en la ubicación, el clima, la logística y las necesidades de defensa, junto con otros atributos. Después de un extenso estudio, la investigación, y una revisión exhaustiva de los sitios potenciales, la comisión recomendó la zona noreste de Rawalpindi (1959). Una empresa griega de arquitectos, Konstantinos Apostolos Doxiadis, diseñó el plan maestro de la ciudad basada en un plan de la red, que era de forma triangular con el vértice hacia las colinas de Margalla. La capital no fue trasladada directamente desde Karachi a Islamabad, fue desplazada primero temporalmente a Rawalpindi, a principios de los años sesenta, y luego a Islamabad cuando el trabajo esencial del desarrollo se completó en 1966.

  • Lahore

    Lahore es una ciudad de Pakistán, la más poblada y capital del Punyab paquistaní y la segunda más poblada del país después de Karachi. Está ubicada en el extremo noreste, cerca de la frontera con el estado indio de Punjab.

    Lahore es una de las ciudades más ricas de Pakistán, con un PIB estimado de $58.14 mil millones (PPA) en 2014, es el centro cultural histórico de la región de Punyab, y es una de las ciudades más socialmente liberalesprogresistas y cosmopolitas del país.

    Los orígenes de Lahore se extienden a la antigüedad. La ciudad ha sido controlada por numerosos imperios a lo largo de su historia, incluidos los shahis hindúes, gaznávidas, gúrides y el Sultanato de Delhi en la época medieval. Lahore alcanzó el apogeo de su esplendor bajo el Imperio mogol entre finales del siglo XVI y principios del siglo XVIII, y fue su ciudad capital durante varios años. La ciudad fue capturada por las fuerzas del emperador persa Nader Shah en 1739, y cayó en un período de decadencia mientras se disputaba entre las diferentes potencias. Lahore finalmente se convirtió en capital del Imperio Sij a principios del siglo XIX y recuperó gran parte de su esplendor perdido. Lahore fue luego anexada al Imperio Británico, y se convirtió en capital del Punjab británico. Lahore fue fundamental para los movimientos de independencia tanto de India como de Pakistán, siendo la ciudad el lugar de la declaración de Independencia india y la resolución que pedía el establecimiento de Pakistán. Lahore experimentó algunos de los peores disturbios durante el período de la Partición que precedió a la independencia de Pakistán. Tras la independencia en 1947, Lahore fue declarada capital de la provincia paquistaní de Punjab, y ahora es la ciudad punyabi más grande del mundo.

    Lahore ejerce una fuerte influencia cultural sobre Pakistán. Lahore es un importante centro de la industria editorial de Pakistán, y sigue siendo el principal centro de la escena literaria de Pakistán. La ciudad alberga el Festival Literario Anual de Lahore, considerado uno de los principales eventos culturales del sur de Asia. La ciudad es también un importante centro de educación en Pakistán, con algunas de las principales universidades de Pakistán con sede en la ciudad. Lahore es también el hogar de la industria cinematográfica de Pakistán, Lollywood, y es un importante centro de música Qawwali. La ciudad también alberga gran parte de la industria turística de Pakistán, con importantes atracciones como la famosa Ciudad amurallada, numerosos santuarios sij y las mezquitas de Badshahi y de Wazir Khan. Lahore también alberga el fuerte de Lahore y los jardines de Shalimar, ambos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

    Según una leyenda, basada en tradiciones hinduistas meramente orales, Lahore habría sido fundada por Lava, uno de los dos hijos del rey-dios Rama (héroe del relato épico hindú Ramaiana, del siglo IV a. C.). En la tradición, el hijo de Rama se llama Loj: de allí Loh-awar (fuerte de Loh) o Lojor.

  • Hyderabad

    Hyderabad es la capital compartida por los estados indios de Telangana y Andhra Pradesh por el período del 2014 al 2024. Fue además la antigua capital del desaparecido Estado de Hyderabad. Ocupa el 5ª ciudad en aglomeración urbana de la India.

    Hyderabad es mundialmente conocida por su comercio y artesanía de las perlas, se ha convertido en los últimos años en una de las ciudades más pujantes en la economía del país. Tiene una creciente industria de I+D, dentro de la cual engloba la industria farmacéutica, biotecnología, nanotecnología, y todo tipo de investigaciones relacionadas con la ciencia, la ingeniería y la tecnología.

    Se ha construido en las afueras de la ciudad un gran complejo tecnológico, conocido como HITEC City, que es popularmente conocido como el Silicon Valley de la India.