Seychelles, el edén de miel para enamorados

Seychelles, el edén de miel para enamorados

Miércoles, 15 Mayo 2024

Cuentan que si Charles Darwin hubiera conocido Seychelles se habría olvidado de sus queridas islas Galápagos. Y no es para menos. Seychelles es un desborde de biodiversidad y aguas cristalinas. Este rincón paradisíaco, anidado en el corazón del océano Índico, ofrece a las parejas una luna de miel única, donde la naturaleza se convierte en la más encantadora de las testigos. 

En este archipiélago de ensueño, el clima tropical acaricia la piel con su suavidad, tejiendo un manto cálido que envuelve a los enamorados. Pero más allá de la brisa suave y el sol acariciante, Seychelles es un crisol de maravillas naturales que seducen todos los sentidos. 

viajar a africa viajes de luna de miel en seychelles

Las playas, acunadas por un suave oleaje, son algunas de las mejores del mundo. Anse Lazio, Anse Intendance, Anse Georgette, Petite Anse, y la famosísima Anse Source D’Argent, considerada la mejor del mundo, son tesoros de arena fina y aguas turquesas que desatan la pasión. Cada playa es una obra maestra esculpida por la naturaleza, donde los enamorados pueden y deben perderse en la intimidad de sus orillas. 

viajar a africa viajes de luna de miel en seychelles

Pero Seychelles va más allá de las playas paradisíacas. Adentrarse en la selva de la isla de Praslin, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es sumergirse en un mundo de verdor y misterio. Aquí, en el Valle de Mai, la joya de esta isla, se cultiva el curioso coco de mar, una fruta única y enorme apreciada desde la antigüedad por sus propiedades afrodisíacas, perfectas para una luna de miel cargada de romance. Además, el papagayo negro, emblema de Seychelles, despliega sus alas y colores en este rincón mágico. 

viajar a africa viajes de luna de miel en seychelles

Mientras que el sol se sumerge en las aguas del Índico, la isla de Mahé se alza con el Parque Nacional Morne Seychellois, hogar de la montaña más alta del país. Quince kilómetros de senderos serpentean por la selva tropical, ofreciendo a las parejas la oportunidad de explorar un rincón natural que va más allá de la típica postal de playa y resort. Aquí, la sinfonía de la selva tropical y las vistas panorámicas desde las alturas se convierten en el telón de fondo perfecto. 

La gastronomía de Seychelles, rica en sabores autóctonos, es otro buen motivo para llegar a estas costas. Con influencias africanas, francesas, chinas e indias, cada bocado es un viaje culinario que deleita el paladar. Mucho marisco fresco, muchas frutas tropicales y muchas especias locales.  

Seychelles es el lugar perfecto para celebrar una luna de miel. Cada rincón, desde las montañas hasta las playas, desde la selva hasta las aguas cristalinas, se convierte en el perfecto confidente de dos corazones enamorados. Ningún amor se olvida en Seychelles.