Blog de viajes GRAND azulmarino

Descubre viajes extraordinarios

“La llanura sin fin” en Tanzania: la gran migración de ñus, cráteres volcánicos y rinocerontes negros

En el vasto Serengueti, la "llanura sin fin" en masái, la naturaleza esculpe su propio poema épico, y los viajeros son testigos de su majestuosidad. Este rincón de Tanzania es un regalo para la vista y el oído. Las interminables llanuras albergan más de 4.000 leones, 1.000 leopardos y 3.500 hienas. Esta abundancia se debe a la gran cantidad de ñus, cebras y búfalos.  

De la milpa al mundo antiguo: riqueza cultural en Guatemala

En el corazón mismo de América Central, Guatemala es una mezcla de tradiciones ancestrales y bellos paisajes que evocan la esencia del mundo maya, un mundo que todavía palpita en el presente.  

Bali, la isla más buscada de Indonesia

Bali, la joya indomable de Indonesia, es un edén de arrozales, arrecifes de coral, templos ancestrales, playas de arena fina y delfines que surcan las aguas cristalinas. En esta búsqueda constante de la postal perfecta, exploramos los rincones más exquisitos de esta isla paradisíaca. 

Omán, mucho más que arena y mar

En un rincón poco explorado de la península arábiga, donde el calor abraza la tierra como un amante celoso, Omán nos sumerge en un mundo que respira historia, cultura y naturaleza.

Seychelles, el edén de miel para enamorados

Cuentan que si Charles Darwin hubiera conocido Seychelles se habría olvidado de sus queridas islas Galápagos. Y no es para menos. Seeychelles es un desborde de biodiversidad y aguas cristalinas. Este rincón paradisíaco, anidado en el corazón del océano Índico, ofrece a las parejas una luna de miel única, donde la naturaleza se convierte en la más encantadora de las testigos. 

Botswana única: donde el río desemboca en el desierto

En el África austral, donde el río Okavango serpentea con gracia a través de los secretos de la naturaleza, Botswana emerge como un prodigio geográfico y ecológico. Una danza de ecosistemas dispares convierte este país en un viaje único.  

Por los viejos caminos de la Ruta de la Seda: Uzbekistán

Uzbekistán, en Asia Central, es como un viejo joyero olvidado por el tiempo. Siguiendo los caminos ancestrales de la Ruta de la Seda, este país nos conduce a un mundo donde la narrativa de patrimonio, cultura e historia es tejida con hilos dorados.  

Islas Mauricio: aventura en las orillas del Índico

En las aguas cálidas del Océano Índico yace un paraíso terrenal conocido como Islas Mauricio. Más allá de sus playas de arena blanca y aguas cristalinas, este enclave tropical ofrece un escenario perfecto para los espíritus aventureros que buscan más que la típica relajación playera. Desde emocionantes actividades llenas de adrenalina hasta experiencias más sosegadas, Islas Mauricio se erige como un destino que satisface todos los tipos de aventura. 

Dos ciudades con ritmo: Río de Janeiro y Salvador de Bahía

Entre el vaivén del Atlántico y las notas sambistas que pululan en el aire, Río de Janeiro y Salvador de Bahía se coronan como las estrellas del compás, el baile y el color.  

Cultura y belleza milenaria en Japón

En Japón convive el pasado, el presente y el futuro. En sus ciudades, la alta tecnología y las antiguas tradiciones coexisten como si se conocieran desde siempre. Un robot que sirve sushi al lado de chefs tradicionales, o las geishas que perpetúan artes y cultura de tiempos pasados, y que caminan en la misma calle donde los fans de videojuegos o series se visten como sus personajes favoritos.  

Jordania, un fin de año en el mar Muerto

El momento más mágico del año se da la mano con el destino más mágico del planeta. En Jordania todo podría ser un espejismo. En el corazón de Medio Oriente hay mucho más que una tierra arenosa y grandes desiertos.  

Historia y aventuras en Vietnam: de la bahía de Halong a los túneles de Saigón

Bahía de Halong es la primera parada, un lugar que parece salido de una película o de un cuento. Islas de piedra caliza emergen en el golfo de Tonkín y forman un paisaje embrujado. Agua esmeralda que contrasta con la frondosidad y el verdor de la vegetación sobre las islas. Sobre los barcos de madera que navegan silenciosos, podemos experimentar la espiritualidad de este rincón del sudeste asiático.